Diplomado en Educación Musical

La praxis profesional educativa del músico artista se basa sobre todo en la reelaboración individual de su aprendizaje a lo largo de los años como estudiante, con un carácter claramente de recurso único y poco flexible para abordar los retos contemporáneos del ejercicio de la docencia en contextos cambiantes propios del siglo XXI. Se plantea así la necesidad de una formación pedagógica específica para el músico experto, y que sea práctica, innovadora y basada en el conocimiento aplicado de las ciencias de la educación.

Objetivo general:

Fortalecer las competencias de los músicos populares, para la docencia musical, facilitando los recursos necesarios para un buen ejercicio en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Competencias:

  • Desarrolla un pensamiento crítico frente a las hegemonías opresoras de la música popular y su profesionalización.
  • Conoce y aprecia la música popular nicaragüense, así como, explorar los instrumentos de análisis e investigación etno-musicológicos.
  • Analiza las propuestas locales e internacionales de música revolucionaria.
  • Sabe observar y analizar de manera fundamentada la práctica docente en el aula, propia y ajena, interpretándola en base a las corrientes y paradigmas del pensamiento histórico, filosófico y ético en educación musical que las enmarquen.
  • Comprende los factores psico-educativos que intervienen en los procesos de enseñanza - aprendizajes musicales y gestionarlos adecuadamente y con éxito en función de los contextos y alumnos que los lleven a cabo.
  • Diseña, aplica y evalua la acción educativa con rigor y en base a la adecuada detección de necesidades de los destinatarios, los recursos disponibles de cualquier tipo (didácticos, legales, institucionales, sociales) y la comunicación comprensible de la propia actuación profesional docente.
  • Conoce, domina y aplica las nuevas tecnologías de la información y el aprendizaje musical como recursos eficaces y eficientes centrados y al servicio de la persona que aprende.
  • Comprende el propio rol docente como mediador del aprendizaje del alumno y saber aplicarlo, desarrollarlo y revisarlo como facilitador, soporte y orientador del progreso y autonomía del mismo.
  • Sabe gestionar y liderar la comunicación y puesta en común de la propia práctica docente entre colegas de profesión, creando vínculos y grupos de trabajo institucionales y/o de red virtual para la comprensión, mejora, crítica reflexiva e innovación de dicha práctica.